5 Razones para crear una Offshore en el Reino Unido



A menudo habrás tenido la sensación de que tu negocio está perdiendo dinero que no reporta nada. Y, casi siempre, el problema está en la fiscalidad.


No hay que negarlo: los impuestos pueden acabar con nuestra empresa si nos descuidamos.


¿Existe alguna forma legal para optimizar nuestra planificación fiscal, aumentar la seguridad de nuestro capital y no perder dinero cada año?

Afortunadamente, sí la hay.


Las empresas offshore

Es posible que ya hayas escuchado antes este término. Las empresas offshore son aquellas que están constituidas en un país distinto al tuyo. O sea, en el extranjero.


¿Y se pueden utilizar normalmente?

Por supuesto. Una empresa puede comerciar fuera de su país de constitución. Los clientes pueden estar en cualquier parte. Y muchos países permiten que personas y entidades extranjeras funden empresas en sus territorios.

Por ejemplo: en el Reino Unido se puede abrir una empresa sin necesidad de ser ciudadano británico ni residir en el país.


Esto nos permitirá gestionar con mayor eficacia nuestra fiscalidad, disminuyendo la cantidad de impuestos y potenciando los beneficios.

Eso sí, cada país tiene su legislación y requisitos. En este artículo nos centramos en el Reino Unido por ser una opción muy interesante.


Fundar una empresa offshore en Reino Unido: un mar de ventajas


El Reino Unido presenta una serie de características que hacen que sea un candidato excelente a la hora de considerar nuestras opciones offshore.

Ofrece numerosas ventajas y muy pocos requisitos, todos asumibles. Veamos las razones principales para atrevernos a cruzar el mar y lanzar nuestro negocio en Reino Unido.


1. Creación exprés muy económica

La creación de una empresa en Reino Unido es un proceso rápido, ágil, barato y seguro. Hay que cumplir ciertos requisitos sencillos que detallamos más adelante, pero no es necesaria la residencia en el país.

Con un accionista, un director y una oficina registrada (algo que podemos proporcionarte nosotros), algo de documentación y poco más, tendrás tu empresa fundada y operativa en unos días.


Consulta nuestras tarifas de creación de empresas offshore en Reino Unido.


2. Tasas impositivas muy razonables

Desde luego, una de las razones principales que mueven a muchos empresarios a abrir una empresa en Reino Unido es el ahorro en el pago de impuestos. El impuesto de sociedades que se aplica a las ganancias derivadas de la actividad económica que llevemos a cabo en cualquier parte del mundo desde una base en Reino Unido está en el 19% (2019/20). Con una asesoría a la medida es posible reducir esta tasa al mínimo porcentaje y todo de forma legal.

Además, Reino Unido posee tratados para evitar la doble imposición con más de 130 países. Así se garantiza que solo se paguen los impuestos en un país.

Otra figura muy interesante a considerar es la del fideicomiso, ampliamente utilizado para una mayor protección y planificación de nuestros activos y patrimonio.


3. Una reputación muy atractiva para el mercado

Una empresa registrada en Reino Unido posee una mayor facilidad para acceder al mercado inglés, además de mejor acceso a los recursos bancarios. Nos permite expandir nuestra marca, y disfrutaremos de la confianza de nuestros clientes europeos.


4. Para todo tipo de negocios

Tanto autónomos emprendedores como empresas consolidadas: todos pueden beneficiarse de la creación de una empresa en Reino Unido y operar en los mercados ingleses de una forma más inteligente.


5. No es necesario residir en el Reino Unido

Por último, hay que citar que no es necesario residir en el territorio inglés para crear nuestra empresa. Ni los directores ni los accionistas tienen que ser residentes. Se pide una oficina registrada local, pero eso te lo resolvemos nosotros sin necesidad de viajar físicamente a territorio británico.


Requisitos para fundar nuestra empresa offshore

Para abrir nuestra empresa offshore en Reino Unido, vamos a necesitar cumplir una serie de requisitos:


> Oficina registrada: Esta es la dirección fiscal a la cual se enviará toda la documentación oficial de la empresa relacionada con la Companies Hourse y la Her Majesty’ Revenue and Customs (HMRC), que es la autoridad fiscal del Reino Unido.

> Solo se necesita 1 accionista y 1 director como mínimo: Si bien no hay límites en el número de accionistas que podemos designar, con uno solo es suficiente. Antiguamente, era necesario designar un secretario legal, pero hoy día no es necesario.

> Establecer la cantidad de capital autorizado es opcional. Para dotar a nuestra empresa de una mayor flexibilidad, no es obligatorio fijar una cantidad de capital autorizado inicialmente.

> El capital social mínimo pagado es de £1. El patrimonio inicial de la empresa serán los fondos aportados, pero el propietario podrá inyectar capital a través de un préstamo a la misma si así lo considerase necesario.

> Es obligatorio presentar cuentas anuales. Hay que cumplir con las obligaciones fiscales anuales, que es la presentación de una Declaración de Cuentas Anual en el Registro Mercantil y la Declaración del Impuesto de Sociedades (Corporate Tax Return).

> La información sobre los directores y accionistas es pública. Es un hecho a tener en cuenta, la información sobre los propietarios de las empresas es de acceso público.

> Es necesario establecer un domicilio social. Este requisito se puede solventar con facilidad gracias al servicio que ofrecemos.

> No hay restricciones en la ubicación de las reuniones de la junta directiva. No es necesario viajar al Reino Unido para llevar a cabo reuniones de nuestra junta directiva.


Abrir una cuenta bancaria en Reino Unido

Si ya tenemos nuestra empresa creada y funcionando, es hora de abrir una cuenta bancaria offshore para poder operar con normalidad.

Esto tiene numerosas ventajas, desde el acceso al mercado doméstico de una forma mucho más efectiva, hasta la posibilidad de contratar pasarelas de pago de alto nivel o servicios que requieran una cuenta inglesa.


Por lo general, cada banco impone distintos requisitos, pero casi siempre se debe presentar la documentación de la empresa y hacer un depósito inicial determinado.


Las condiciones de las cuentas varían, así que lo mejor es que contactes con nosotros para realizar un estudio y propuesta personalizada. Te buscaremos las entidades bancarias que te ofrecen mejores condiciones, con una menor cuota de mantenimiento anual y servicios como tarjetas de débito, gestión mediante banca online, etc.

Debido a que la apertura de cuentas en la mayoría de los casos requiere una presencia física en Reino Unido, lo mejor es que nosotros nos encarguemos de ello para que no tengas que viajar a este país. Además, debido a nuestra red de agentes y contactos, siempre conseguimos mejores ofertas que cuando uno trata de hacerlo de forma particular.


Conclusión


La creación de una empresa offshore y una cuenta bancaria asociada a ella es por lo general un movimiento inteligente en la mayoría de las estrategias empresariales para la optimización de la planificación fiscal.

El Reino Unido representa una opción muy sólida y segura. Nuestras inversiones se beneficiarán de unas excelentes condiciones y un mercado muy saludable.

En cuanto al proceso, nosotros podemos ayudarte a realizar todos los pasos, facilitándote las gestiones que necesitas, además de una oficina registrada y la apertura de tu cuenta.


¡Adelante, asegura tu inversión y poténciala al máximo!


Haz clic aquí para solicitar más información




14 vistas

Dirección

Strategic Busines Partners Ltd.

PH Oceanía Business Plaza

Piso 49, Panamá, Oficina I7

Tel.: +507 203-7777

© 2020 de Jorge Salcedo Consultor

Encuéntranos en

nuestras Redes Sociales

whatsapp-icon-logo.png