No solo en México: El impuesto a Netflix, Spotify, Uber es una tendencia mundial


El complicado panorama que ha visto la economía mexicana este año ha llevado al Gobierno y a los encargados de la tributación

a buscar soluciones que compensen el nulo crecimiento económico. La economía digital aparece como una oportunidad para crear nuevos impuestos en el país y acrecentar la recaudación fiscal.

La iniciativa fue presentada por Alfonso Ramírez Cuéllar, diputado de Morena, y está incluida en el Paquete Económico 2020, que aún se discute en el Poder Legislativo. 

Sin embargo, no se trata de una propuesta inédita para la economía digital; por el contrario, al menos en Latinoamérica hay varios países que ya llevan la delantera en cuanto a la legislación fiscal para apps.

En 2018, por ejemplo, Uruguay tomó como argumento la competencia entre servicios digitales con base extranjera, como Netflix y Spotify, y las emisoras nacionales. La tributación en el país sudamericano para las plataformas resulta una de las más estrictas del mundo, pues no solo suma 22% de IVA a estos servicios, sino que también puede aplicar el Impuesto Sobre la Renta (ISR).

Así lo destaca la compañía de servicios empresariales TMF Group en su estudio El Índice Global de Complejidad Corporativa, una investigación realizada en 76 países en el que da cuenta de la recaudación fiscal en temas ambientales y digitales como tendencias clave en los impuestos.

“Muchos países de APAC (Asia-Pacífico) han introducido legislación fiscal sobre impuestos digitales en los últimos dos años. Los impuestos digitales no son solo una fuente adicional de ingresos fiscales, sino un principio impositivo respaldado por la OCDE que establece que ‘para fines de consumo, los servicios e intangibles comercializados internacionalmente deben gravarse de acuerdo con las reglas de la jurisdicción del consumo’”, dice Mónica Vera, directora de TMF Group México.

Otro caso similar es el de Argentina, país que a partir de junio de 2019 cobra una tasa impositiva de 21% a los servicios digitales. El cobro de dicho impuesto se transfiere al proveedor bancario (de la tarjeta de crédito con la que se tiene contratado el servicio), metodología que también adoptó Costa Rica, país que cobra una tasa de IVA de 13 por ciento.

Recaudación de miles de millones

Aunque México no sería el primero en subirse a esta tendencia a nivel regional, todo parece indicar que sí se convertiría en el principal recaudador latinoamericano por este tipo de gravámenes.

De acuerdo con el Secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, el valor de la economía digital en el país alcanzaría 5.2% del PIB al cierre de este año, lo que habla de un crecimiento sostenido de casi un punto porcentual del Producto Interno Bruto (PIB) durante los últimos tres años.

Por su parte, el senador Ricardo Monreal estima que el impuesto a las plataformas digitales se reflejaría en una cifra cercana a los 3 mil 600 millones de pesos en recaudación anual. Para dimensionar el impacto en las arcas de la bación, cabría recordar que la Ciudad de México representa el segundo mayor mercado a nivel mundial para Uber, compitiendo con São Paulo, ciudad que aún ostenta el trono.

Los especialistas de TMF Group coinciden en que este incremento afectará directamente a los consumidores.

“El ISD (Impuesto de Servicio Digital) es un impuesto al consumo. Estos impuestos corren a cargo de los consumidores, que pagan un precio minorista más alto por el bien o servicio. La consecuencia puede ser una disminución en la demanda de este tipo de servicios, mientras el consumidor ajusta sus hábitos de consumo”, señala Vera.

Esto significa que el plan de Spotify, que actualmente cuesta 99 pesos, pasaría a costar 115 pesos, mientras que el plan básico de Netflix, costaría 146 pesos en lugar de 129, por mencionar dos casos prácticos.

Los aumentos no sólo son para las plataformas que más usuarios suman, sino para todas aquellas que ofrezcan servicios de video, audio, transporte, hospedaje, mensajería, almacenamiento de datos, música, juegos, citas, enseñanza, juegos de azar (casino en línea), y todo aquel que implique un pago del usuario final.


Para una asesoría Fiscal puedes escribirnos a jorge@jorgesalcedoconsultor.com

0 vistas

Dirección

Strategic Busines Partners Ltd.

PH Oceanía Business Plaza

Piso 49, Panamá, Oficina I7

Tel.: +507 203-7777

© 2020 de Jorge Salcedo Consultor

Encuéntranos en

nuestras Redes Sociales

whatsapp-icon-logo.png